Como ya se ha comentado en anteriores artículos, la leche de cabra ha sido utilizada en productos cosméticos y medicinales desde hace miles de años, gracias a sus propiedades nutricionales y humectantes. La fabricación de shampoos para el cuidado capilar es ahora muy popular debido a que la leche de cabra
contiene altas concentraciones de vitaminas A, C, D, E, K, así como vitamina B5 y B9.

Este producto como tal contiene una gran cantidad de lípidos, que se caracterizan por tener propiedades regeneradoras que ayudan a prevenir resequedad en el cabello, agrietamientos y enfermedades en el cuero cabelludo. La leche de cabra contiene más componentes grasos que la leche de vaca, y es extremadamente hidratante, por lo que es ideal para fabricar cremas, jabones y shampoos.

Los productos diseñados para el cabello por lo general hacen un lavado profundo de las fibras capilares. En el caso del shampoo de leche de cabra, además de la limpieza también hace una reparación natural en base a aminoácidos que se concentran en los cabellos tratados químicamente, quemados por el sol, y dañados, recuperando así su flexibilidad, fuerza y brillo en muy poco tiempo.  


Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: cadermaboutique@gmail.com